Las Pasiones…..

Hoy los invito a abordar un tema que sin lugar a dudas desata pasiones……pero con este título viene mi pregunta……. “La pasión”  es realmente buena consejera para nuestra vida??,  muchas veces se confunde su significado, existe una discusión filosófica ancestral sobre ella…tengamos en cuenta que por ejemplo en los amores la pasión no siempre es tan buena, las diferentes culturas ven el amor desde cristales diversos  , así por ejemplo la cultura europea, más precisamente en  Italia se ve el enamoramiento y la pasión como algo bueno que debe expresarse , de ella heredamos y acrecentamos nuestra mirada pasional con los propios condimentos latinoamericanos que potencian el tema , a diferencia de la cultura árabe en la que debe prevalecer la razón por sobre la pasión , también la cultura de oriente no ve muy acertado expresar el amor con pasión sino buscar el equilibrio en conjunto con la razón y la sobriedad ., Pero la pasión va más allá del amor y toca en conjunto de sentimientos humanos que en la mayoría de los casos no tenemos como pasionales, pero lo son…..

El amor teñido de pasión trae a cuestas muchas veces la locura y la irracionalidad y lo convierte en descontento y sufrimiento.

Por ello los invito a conocer una pequeña parte de la filosofía de la pasión….luego cada uno sacara sus propias conclusiones.

Me atrevo a citar a dos grandes filósofos de nuestra historia universal: Platón  y Aristóteles y de sus manos descubrir alguna de estas Arístides:

Platón desde el cristal de la pasión:

Platón ( Atenas Egina,1 c. 427-347 a. C. filósofo griego)

Platón  distingue en tres partes el alma:
La parte racional que sería lo verdadero y lo bueno que tendría como virtud la sabiduría y la prudencia, ésta reside en la cabeza.
La parte irascible a la que corresponden las pasiones y emociones que sería el reconocimiento y los honores, que tendría como virtud la valentía, ésta reside en el pecho (pasiones nobles).
Y la tercera y última que es la parte apetitiva donde se encuentran los placeres y bienes materiales que tienen como virtud la templanza o moderación. (Pasiones innobles).

Según Platón en cada individuo hallamos estas tres partes del alma, sin embargo, en cada persona predomina una de ellas.

Hoy me dedico a la segunda……….la irascible donde yacen  las pasiones.

Platón dice que cuando las pasiones se alzan como dueños del alma y la razón aparece  tras ellas “la injusticia” , que no es más que el desorden de las pasiones y apetitos del alma.
Así podemos interpretar  que platón entiende las pasiones como los deseos del alma y que tiene que predominar la parte racional siempre por encima de la verdad ya que la razón es una parte fundamental de la teoría de Platón.

En conclusión La Razón por sobre La Pasión.

En otro plano, de la mano de el gran  Aristóteles ( Estagira, 384 a. C.-Calcis, 322 a. C ) nos adentramos al tema de “Las Pasiones”  con su brillante revelación , sabiamente concibe a las pasiones de la siguiente manera:

Aristóteles nos revela 11 pasiones, estas son:

EL AMOR, EL ODIO, LA  IRA, LA CALMA, LA VERGÜENZA, EL TEMOR, EL  FAVOR, LA INDIGNACIÓN, LA EMULACIÓN, LA ENVIDIA Y LA COMPASIÓN.

Aristóteles las define claramente como  “algo que se aprende fuera” considerándolas como fenómenos físico-psicológicos que responden a una condición natural del ser humano, que puede ser permanente o temporal, y genera malestar o placer

«Entiendo por pasiones –escribe Aristóteles–, apetencia, miedo, ira coraje, envidia, alegría, amor, odio, deseo, celos, compasión y, en general, todo lo que va acompañado de placer o dolor» [Ética a Nicómaco, II: 1105 b].

Alteración del ánimo, sí, más también, como señala el propio Aristóteles, del cuerpo:

«el alma –dice– no hace ni padece nada sin el cuerpo, por ejemplo, encolerizarse, envalentonarse, apetecer, sentir en general […] parece que las afecciones del alma se dan con el cuerpo: valor, dulzura, miedo, compasión, osadía, así como la alegría, el amor y el odio. El cuerpo, desde luego, resulta afectado conjuntamente en todos estos casos» [Sobre el alma, I: 403 a];

De esta manera  se podría decir  que una pasión “se padece” y desde ese cristal  pasión sería un dolor de cabeza como un amor de película ., En definitivas el concepto atrapa intensos estados de ánimo que nos provocan  placer o de dolor., Son pasiones….

Hasta el próximo encuentro queridos amigos.

Anibal  Di Gennaro de Olloqui.

 

 

2 comments

  1. Lis Malter Terrada

    Que interesante la nota!! Me encantó

  2. ME PARECIO MUY BUENO. DE TODAS MANERAS QUIERO RELEERLO MAÑANA. COMO ALUMNO DE LOS JESUITAS, TANTO MIS 3 HIJOS VARONES COMO YO, SIEMPRE TUVIMOS PRESENTE LA “SERENIDAD ARISTOTELICA”. MUCHAS GRACIAS ANIBAL. UN ABRAZO.

Deja un comentario