24.1 C
Ivirgarzama

Gobierno identifica a paramilitares que intentaron un magnicidio en Bolivia

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, informó este lunes que se identificó a paramilitares que participaron en el intento de magnicidio en Bolivia durante 2020 y que las investigaciones avanzan.

Una investigación de la revista The Intercept, de EEUU, reveló este año que Bolivia estuvo al borde de un nuevo golpe de Estado y una invasión armada de mercenarios estadounidenses tras la victoria electoral del presidente Luis Arce en octubre de 2020.

Al respecto, el Gobierno nacional accedió a audios, modelos de contratos y correos electrónicos interceptados que atribuyen al exministro de Defensa de Jeanine Áñez, Fernando López, con el plan de desestabilización.

“Creemos que la forma de resolver nuestros conflictos no es la violencia y menos trayendo sicarios al interior del Estado Plurinacional y, particularmente, tenemos entendido que, de acuerdo a información que estamos proporcionando, que el señor López Julio tenía por objetivo quedarse con el poder matando a bolivianas y bolivianos contratando sicarios extranjeros”, aseguró.

Puso como ejemplo el nombre de German Rivera García, quien estuvo en Bolivia en octubre de 2020 y luego estuvo involucrado con el magnicidio en el magnicidio del presidente de Haití, Jovenel Moïse. Hizo mención de otros involucrados como Enrico Galindo Arias, Ronal Ramírez Salamanca, Sam Brown, Ernest H. DeLong, Davion Covell Hart, Joe Pereira y Arcángel Pretel Ortiz, quien fue enlace de la denominada empresa de seguridad CTU (o por sus siglas en inglés Counter Terrorist Unit Federal Academy), con sede en Miami y dirigida por el opositor venezolano, Antonio Emanuel Intriago Valera.

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, aseguró que el rango de pago para los paramilitares era 125.000 dólares, más bonificaciones.“Estas personas hubieran tenido un contrato anual inicial de 125 mil dólares estadounidenses o 10.416 dólares mensuales (…), existió toda una estrategia armada para evitar el ascenso del presidente Luis Arce y secuestrar nuestra democracia, se detalla los contratos, los montos, los curriculums de las personas involucradas, hasta las armas que pensaban usar para matar bolivianos y bolivianas”, explicó.

Miembros de las FFAA y la Policía Boliviana estaban involucrados en el plan. El objetivo de reclutar a mercenarios era bloquear, a la fuerza, la toma de posesión de Arce, quien logró un 55,11% en la primera vuelta de las elecciones presidenciales el domingo 18 de octubre de 2020.

“Las llamadas telefónicas y los correos electrónicos filtrados en donde se discute el despliegue masivo de mercenarios durante las elecciones revelan que Bolivia pudo haber visto un nuevo derramamiento de sangre en 2020”, informa el medio norteamericano The Intercept.

En uno de los audios, López indica: “El alto mando militar ya está en conversaciones de apronte”. Hace referencia así a que el entonces comandante de las FFAA, el general Sergio Orellana, es quien “realmente puede generar la operación militar como tal”.“En Bolivia, hubo un intento de magnicidio y de atentar contra la vida de nuestro presidente, no es coincidencia que quien ahora está detenido en Haití por haber participado en el asesinato de su presidente, haya estado en Bolivia días previos y posteriores a las elecciones y que el señor Fernando López, cuota de (Fernando) Camacho en el gobierno de Añez, haya tenido contactos constantes con este tipo de grupos irregulares y paramilitares mediante empresas terciarizadoras con experiencia en combate en guerras como Irak, Afganistán y otros”, manifestó.

The Intercept indica que los desacuerdos entre ministros y la división al interior de las FFAA, empeorados por el peso de la convincente victoria de Arce el 18 de octubre 2020, parecen haber desbaratado el plan.

“Concluyo esta conferencia de prensa, diciéndoles: quienes ya saben lo que están haciendo o que intentaron hacer, que sabemos lo que están intentando hacer ahora y lo que pretenden hacer en los próximos días. Lo único que pedimos e instamos es que dejen de hacer esas arremetidas que están planificando hace bastantes meses. No sólo somos el Movimiento Al Socialismo, somos el Gobierno de todos los bolivianos y haremos todos los esfuerzos y no extremaremos ningún centímetro de medir nuestras fuerzas para mantener en orden y la vida de todos y cada uno de los bolivianos”, dijo.

Vía: Agencia Boliviana de Información (ABI)

Noticias relacionadas

Estamos conectados

31SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Últimas Noticias