23.3 C
Ivirgarzama

Presidente da luz verde al reinicio de operaciones de la Planta de Urea con el objetivo de garantizar la soberanía alimentaria


(La Paz, 6 de septiembre, Viceministerio de Comunicación).- El presidente Luis Arce
Catacora dio luz verde este lunes al reinicio de operaciones de la Planta de Amoniaco y Urea (PAU) de Bulo Bulo, departamento de Cochabamba, con el objetivo de garantizar la soberanía alimentaria del país, fortalecer la producción agropecuaria nacional para su exportación a precios competitivos y consolidar la Hidrovía Ichilo-Mamoré.


“Es fundamental nuestra planta de urea para garantizar la seguridad alimentaria, reducir costos de producción agropecuarios y tener una mayor capacidad y poder
competitivamente ingresar a los mercados internacionales. También esta planta de urea, y así lo habíamos pensado en nuestro plan de gobierno, va a fortalecer la hidrovía Ichilo Mamoré porque tenemos que llegar al norte cruceño, también al Beni y la exportación hacia el Brasil porque tenemos un enorme potencial para exportación con esta planta”, señaló en un acto que se desarrolló en la población cochabambina.
El mandatario manifestó que el Gobierno nacional del proceso de cambio estaba empeñado e impulsaba la industrialización del país en base a los recursos naturales existentes, pero fue abruptamente interrumpido por el régimen de facto que cerró las operaciones de la Planta de Urea, lo que ocasionó grandes pérdidas económicas al país.


“Esta planta, que hoy entra en funcionamiento nuevamente, es parte de la reconstrucción de nuestra economía productiva. Y es muy simbólico estar en Bulo Bulo, en nuestra planta de urea, viendo como vuelve a funcionar y producir. Nuestros productores agropecuarios estaban pagando 833 dólares la tonelada de urea cuando en nuestro gobierno sólo costaba 400 dólares, es decir más del doble estaba pagando el agro”, graficó el Jefe de Estado.


Arce hizo énfasis que a la derecha no le interesa el desarrollo del país y el beneficio de todos los bolivianos porque utilizó el falso y temerario argumento de que la planta de urea supuestamente estaba produciendo precursores para la elaboración de cocaína.
El régimen de facto, encabezado por Jeanine Áñez, paralizó la Planta de Amoniaco y Urea en noviembre de 2019, que a la postre ocasionó un daño económico de más de $us 450 millones, el despido de 240 profesionales altamente especializados y la pérdida de mercados que ya estaban consolidados.


Después del reinicio de operaciones, los administradores de la Planta de Amoniaco y Urea tienen el desafío de recuperar los mercados de Brasil, Perú, Paraguay, Uruguay y Argentina donde se exportaba el fertilizante antes de su cierre

Noticias relacionadas

Estamos conectados

31SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Últimas Noticias