23.3 C
Ivirgarzama

Quintana, asegura que el golpe de 2019 tuvo su origen en el intento fracasado del golpe de 2008 en Bolivia en el gobierno de Evo Morales.

El exministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, manifestó este martes que el golpe de Estado perpetrado en noviembre de 2019 contra el Gobierno del expresidente Evo Morales, tuvo su origen en el intento fracasado de 2008, que tuvo como un actor principal a Estados Unidos (EEUU) a través de su entonces embajador Philip Goldberg.

“El golpe de Estado (de 2019) sí se produjo, además que tiene su origen en el intento de golpe de Estado fracasado del año 2008, que fue dirigido por los Estados Unidos (EEUU) con Philip Goldberg, con todo el apoyo político de la ‘media luna’, con el financiamiento de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), con las operaciones encubiertas de la Administración para el Control de Drogas (DEA) y de la Agencia Central de Inteligencia (CIA)”, recordó, en contacto con radio Patria Nueva.

Dijo que el golpe de 2019, que fue el segundo contra Morales, se dio en un contexto geopolítico particular en América Latina y en el marco de una relación compleja con EEUU.

En ese contexto, dijo que para explicar el golpe de Estado en Bolivia, y en Latinoamérica, se debe tomar en cuenta tres miradas complementarias, simultáneas desde la perspectiva histórica después de la Segunda Guerra Mundial, hasta el día de hoy; asimismo, la importancia territorial de América Latina con su valor estratégico, geoeconómico de los recursos naturales que dispone, convirtiéndola en codiciada por la importancia, del valor en relación a la economía global, a la economía capitalista y consecuentemente el valor geopolítico.

«No se puede prescindir en el análisis de golpes de Estado, el valor geopolítico que tiene la región, los países, el valor que tienen los recursos naturales en el desarrollo del capitalismo y del imperialismo norteamericano fundamentalmente, e insisto, el tercer elemento que es el elemento histórico, no podemos desprendernos de estos tres componentes, de estos tres elementos que son capitales para tratar de explicar los golpes de Estado», precisó.

En ese sentido, dijo que el golpe de Estado de 2019 en Bolivia se inscribe en una acción geopolítica que debe ser analizada para comprender la necesidad de prepararse para los futuros golpes en Bolivia y en América Latina.

“Hoy se están llevando a cabo operaciones encubiertas de gran magnitud en América Latina y particularmente en Cuba, para tratar de cambiar el gobierno de Cuba, para tratar de destruir la revolución cubana, pero la gente, los medios de comunicación lo que colocan, como un fenómeno que sobresale en la información, es presentar los movimientos de protesta, presentar las movilizaciones de algunos jóvenes, sin explicar cuál es el verdadero objetivo de la desestabilización y el objetivo de destruir la revolución cubana que le ha costado al pueblo más de 60 años de resistencia”, puntualizó.

ABI

Noticias relacionadas

Estamos conectados

31SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Últimas Noticias